Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La hora sin cámaras entre Marco y Aylén no se vio, pero se escuchó todo...

Marco y Aylén pidieron una hora sin cámaras al Súper para poder disfrutar en la intimidad y hablar todo lo que tenían pendiente. Sin embargo, más que palabras se escucharon gemidos… y todos los habitantes de la casa de ‘Gran Hermano VIP’ supieron lo que estaba pasando en casa momento. Sin duda, la que peor lo paso fue Alyson, que después de taparse con un cojín y continuar escuchándoles, se levantó y se fue al salón a morderse las uñas y esperar a que la hora pusiese fin.