Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

AV- Arraiz declara en el TSJPV que defendió la estrategia de la IA de romper con el Estado y no la "lucha armada" de ETA

Dice que la ruptura "es de total urgencia" porque no se "respetan los derechos nacionales del pueblo vasco"
El presidente de Sortu y parlamentario de EH Bildu, Hasier Arraiz, ha afirmado ante el magistrado de la Sala Civil y Penal del TSJPV Borja Iriarte, que en la charla del 18 de noviembre de 2013 celebrada en Bilbao en homenaje a Santiago Brouard y Josu Muguruza, defendió la estrategia de la izquierda abertzale mantenida durante los últimos 35 años de "romper" con el Estado español y no la "lucha armada" de ETA, como se reflejó en algunos medios de comunicación.
Arraiz, que sólo ha respondido a las preguntas del juez instructor y del Fiscal Superior vasco, Juan Calparsoro, ha asegurado que, en la actualidad, la izquierda abertzale defiende la ruptura con el Estado como "imprescindible y de total urgencia" porque no se "respetan los derechos nacionales del pueblo vasco".
El presidente de Sortu ha declarado durante media hora escasa como imputado en un supuesto delito de enaltecimiento y justificación del terrorismo y humillación a las víctimas, tras la querella presentada por Dignidad y Justicia, a cuyas preguntas no ha respondido durante el interrogatorio.
Tras prestar declaración, Hasier Arraiz ha explicado que el 18 de noviembre, en la charla que Sortu ofreció en Bilbao, él defendió que la izquierda abertzale planteara "hace 35 años la ruptura democrática con un Estado que no estaba dispuesto a respetar los derechos nacionales del pueblo vasco era imprescindible".
"Y eso nos ha llevado a que, 35 años más tarde, sigue siendo imprescindible, de total urgencia, esa ruptura democrática con un Estado que no está dispuesto a respetar los derechos nacionales de los vascos y las vascas, y en ese sentido, no está dispuesto a respetar los derechos nacionales de los vascos y las vascas; no está dispuesto a dejarnos decidir nuestro futuro libremente", ha señalado.
En esta línea, ha precisado que eso fue lo que reivindicó "aquel 18 de noviembre en aquella charla y eso es lo que he expresado nuevamente en la Sala de lo Penal del TSJPV".
A su juicio, su citación a declarar como imputado "evidencia que la libertad de expresión se vulnera en este país", y que, para los militantes de la izquierda abertzale, "sigue sin existir condiciones democráticas para afrontar con total libertad el debate político".