Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU denuncia el uso de niños soldado en los últimos combates en Bangui, en República Centroafricana

Grupos armados de República Centroafricana han reclutado y utilizado niños en los combates que tuvieron lugar la semana pasada en Bangui, en los que tres de ellos murieron, según ha denunciado este martes un alto cargo humanitario de la ONU en el país.
Los enfrentamientos de la semana pasada en Bangui marcaron un nuevo máximo de violencia en el conflicto que comenzó el año pasado en República Centroafricana y que se ha agravado con las luchas sectarias entre la alianza rebelde Séléka y las milicias cristianas anti-balaka.
En tres días de combates al menos 10 personas han muerto y 6.500 han tenido que huir de sus casas. "Confirmo la muerte brutal de al menos tres niños, incluidos dos niños que fueron acusados de espionaje y otro que fue alcanzado por una bala", ha dicho Claire Bourgeois.
La trabajadora de Naciones Unidas ha indicado que "las organizaciones humanitarias han constatado la presencia de un gran número de niños en varias barricadas en Bangui".
Miles de personas han muerto y alrededor de un millón han tenido que abandonar sus hogares desde que Séléka se hizo con el poder en República Centroafricana, de mayoría cristiana, dando lugar a una nueva crisis.
Aunque el grupo armado se retiró de Bangui y cedió el poder a un Gobierno de transición, continuó con los abusos sobre la población civil, lo que llevó al surgimiento de las milicias anti-balaka, desatando así una ola de violencia sectaria.