Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Un número muy feo, una urraca a la fuga y un cordero por mensajero'

Reunirse a la mesa junto a sus hijos el día de Nochebuena es el principal deseo de Amador y Maite, que se hará realidad cuando Patricia (Silvia Alonso), la asistente social, les confirma que podrán pasar esta velada junto a los pequeños. Sin embargo, los Cuquis ignoran que Justi (Amparo Valle) y Teodoro (Ernesto Sevilla) han decidido viajar a la ciudad para presentarse por sorpresa en el complejo residencial y cenar con ellos en Nochebuena.

Entretanto, Fermín, volcado en incrementar su nivel de popularidad como vicepresidente de Mirador de Montepinar, decide comprar lotería de Navidad para los residentes de la urbanización. El padre de Lola se sorprende al ver que los vecinos no adquieren los décimos, por lo que se verá obligado a ofrecérselos a otros interesados, como a Chusa (Paz Padilla), la exnovia de Coque que sueña con volver a reinsertarse en la sociedad. Por otra parte, Enrique Pastor y Judith, su exdiosa pelirroja, rivalizarán entre sí por acaparar el cariño de su hijo Dylan. A pesar de que ambos son grandes defensores del sentido común, en esta ocasión lo dejarán atrás mientras se disputan el afecto del pequeño comprándole numerosos regalos navideños.