Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Amador, de capitán Salami a capitán Salchicha

Gracias a Los Leones, el Cuqui se ha convertido en empresario, ahora vende perritos calientes. Aunque para ello necesitaba muchas licencias, el carné de vendedor ambulante y el de manipulador de alimentos, el Cuqui ha decidido saltarse todos esos pasos y se ha lanzado directamente a venderlos con la caravana. Ha contratado a dos vendedoras, Lola y Maite. Sin embargo, los pitufos le han pillado.