Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Yurena y Miriam superan la marcha de Víctor a grito de: "¡¡Soy feliz!!"

Yurena y Miriam no dejan de regalar momentazos. Si la marcha de Víctor, el garífuna, parecía que iba a hundirlas en las más absoluta tristeza, las dos supervivientes han sacado fuerzas y han encontrado la forma de hacer más llevadera su estancia en Cayo Paloma. Bailes, coreografías, baños... han sido algunos de los pasatiempos que han improvisado. Pero además, Miriam se ha convertido en la encargada de animar a Yurena y obligarla a gritar varias veces "¡Soy feliz!" para que se convenciese de que realmente puede serlo.