Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mila no puede ser más feliz al recibir la visita de su hija Alba en Honduras

Mucha emoción con las primeras visitas: Alba, la hija de Mila, y Rosa, la madre de Carla, han viajado a Honduras para sorprenderlas por sus cumpleaños. “Con verle la mirada ya sé que está feliz”, ha asegurado Alba de su madre, que ha añadido: "Ha sido un día maravilloso, muchas gracias". Alba le ha dicho a Mila en la despedida: "El lema es: ¡Disfruta!"

Tras unos minutos de tensión porque Mila no conseguía encontrar la llave que estaba a punto de regalarle un bonito reencuentro con su hija Alba, la colaboradora de ‘Sálvame’ ha conseguido calmarse y alzarse con la mejor de las recompensas. Mila se ha quedado muda y las lágrimas de alegría han comenzado a correr por sus mejillas cuando ha descubierto a su hija dentro de la caseta de playa. Con muchísima ternura y delicadeza, Mila y Alba se han fundido en un mar de brazos, besos y caricias. La superviviente no podía estar más feliz y ha querido darle las gracias a la dirección por el día tan maravilloso que estaba teniendo, había conectado con sus compañeros de ‘Sálvame’ y tenía a su hija a su lado. “Con verle la mirada ya sé que está bien y que está feliz”, ha asegurado Alba ante la felicidad que derrochaba su madre.
Hace unos días, Carla celebrara su cumpleaños en Honduras junto a sus compañeros y lejos de su familia. Durante la gala, la superviviente ha recibido el mejor de los regalos: la visita sorpresa de su madre. La concursante no podía creerse que la estuviera abrazando. Todo ocurrió cuando ganó un juego ficticio que le habían preparado por el que tenía que encontrar una cuerda escondida y seguirla hasta una cabina de playa, donde aguardaba escondida su madre.
Pero llegó el triste momento de la despedida entre las concursantes y sus familiares. “Te quiero”, “Arriba Mila”,”El lema es: ¡Disfruta!”, “Todo está fenomenal”… Alba ha viajado a Honduras con el propósito de que Mila Ximénez nos deje ver a la auténtica superviviente que lleva dentro y parece que lo ha conseguido. Tras unos minutos de charla, Mila y Alba y Carla y su mamá, se han comido a besos al despedirse. Alba ha intentado por todos los medios que su madre siga luchando, que esté tranquila porque en España está todo bien  y le ha pedido por favor que intente hacer las pruebas y no vuelva a repetir que es “una paralítica en el concurso”.