Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Natalia de Molina y Álex García cuentan cómo grabaron la escena de pasión

Natalia y Álex no se conocían antes de rodar la película. Sólo pasado una semana cogieron la suficiente confianza para rodar la escena más íntima en la que ambos fueron pasionales. “Llegué a casa llena de arañazos y bocaos, parecía que me habían dado una paliza”, ha dicho Natalia.