Jaime llega por primera vez al minuto diabólico