Clara llega al minuto diabólico por séptima vez ¡ y se queda a un acierto de llevarse el bote!