Roser se ha quedado a solo una palabra de llevarse el bote de 'Alta tensión'