La reacción de James Rodríguez, sentado en la grada, tras el gol de Harry Kane