¿Echarías a tu hijo de casa si le tuvieras miedo?