Arrimadas, sobre los mensajes: “Están alimentando un sueño que es la pesadilla de muchos catalanes”