Tras el caso de Getafe, una madre denuncia a un colegio de Cáceres de maltrato después de colocar micros a su hija autista