Nos colamos en la habitación en la que Chabelita y Omar han sellado su reconciliación