Crece la presión sobre Colau: las cuatro posibilidades para el ayuntamiento de Barcelona