La dimisión de Màxim Huerta: la crisis más fugaz de la historia de la democracia