Destrozada y sin muebles: así han dejado la casa los okupas de Tarragona