Las dos caras de una moneda: Paula y Miguel Torres no se esconden, mientras Bustamante y Ares lo negaban