La mafia de las maletas: los 'plastificadores' ilegales amenazan a los trabajadores contratados