Los socios de Torbe podrían haber abandonado España tras quedar en libertad