El químico León alerta sobre los gases de la lava: el peligro del ácido clohídrico y la lluvia ácida