Paco, el cuidador de 'la viuda negra', escondió un pañuelo con sangre en sus calzoncillos tras el crimen