Una tormenta de polvo impresionante cubre varias ciudades argentinas en pocos minutos