La noche del martes ha sido tórrida en muchas zonas de España, con 28 grados