Polonia, su condición de anfitriona y la base del Dortmund para llegar lejos