Chiko protagoniza la actuación más arriesgada de la historia de 'Got Talent España' a ocho metros de altura