Chus Serrano nos transporta a un musical y se gana el primer pase de oro de las semifinales