Marta y Sergi vuelven a enamorar sobre el escenario pero Edurne se da cuenta de un fallo imprevisto