De Vivaldi a Martin Garrix, Javi Lin: ¡el hombre orquesta al violín!