Bea promete raparse una ceja si no sale expulsada en la gala del jueves