Víctor Sandoval, dispuesto a demostrar que no es imposible convivir con él