Los concursantes se enfrentan a la claustrofobia y consiguen en una prueba el salón de la casa