Mila Ximénez, desesperada: “Ni en el corredor de la muerte, sin lavabo y 24 horas con un pirado”