La ansiedad, los gritos y "Dios" se apoderan de Noemí Salazar en el túnel del terror: "Esto es diabólico"