El Eibar mantiene el silencio tras la denuncia a dos de sus jugadores