Portugal, preparada para el choque