'Potch' se vuelca con España