El bloque alemán elimina a la técnica portuguesa