La peor imagen de cómo alteramos el equilibrio natural: La tortuga que se aficionó a comer basura