La testigo protegida del caso Torbe: "Estábamos 24 horas sin comer ni beber"