Sí, se te cae el pelo por culpa de la contaminación