Bruno Mars brilla en la noche más mágica de la música