Una Miss con una pierna biónica: Chiara Bordi demuestra que la belleza no tiene límites