Los Globos de Oro, a punto de desaparecer