Joaquín Sabina pasa la noche estable en el hospital tras ser operado de un derrame cerebral