El dinero no marca la diferencia: un niño decide dibujar su propio álbum del Mundial