Una madre, a punto de morir asfixiada en una piscina de bolas