Colt, el perro que protege a su dueña en las crisis de epilepsia